En femenino

Para ver más recursos, descarga la guía completa aquí.

Esta sección parte de 3 premisas básicas:

Si te estás refiriendo a una mujer, ¡habla en femenino! Para eso tienes sustantivos.

Cualquiera puede ocupar puestos y cargos de liderazgo. Entonces, ¡no reproduzcas estereotipos!

El trato igualitario para hombres y mujeres también debe estar en las palabras.

Te nombro, luego existes

Si bien cuesta creerlo, en una época solamente los hombres podían estudiar y tener posiciones importantes. Esto es historia pasada, ¡por supuesto! Hoy las mujeres estudian, ejercen puestos de liderazgo y desempeñan todo tipo de profesiones.

¿Será que antes pensaban que el conocimiento se transmitía por ósmosis? Parece que sí, pues médica era la esposa del médico, jueza era la esposa del juez y así… Afortunadamente, la sociedad cambia y evoluciona. El lenguaje, como forma de materializar los pensamientos y la realidad, debe estar a la altura y acompañar esos cambios. En la actualidad, una médica es quien asiste a la universidad y recibe ese título. Fin de la cuestión.

¡Asegúrate de que esto quede registrado en tu título académico y en tus tarjetas profesionales! 

En España, por ejemplo, el Ministerio de Educación y Ciencia aprobó la orden para que los títulos académicos de 21 profesiones tuvieran su correspondiente en femenino. ¿Sabes cuándo? ¡Recién en 1995! 

Del mismo modo, a medida que las mujeres han ido ocupando cargos que habían sido exclusivos de los hombres, también hubo que desenfundar el femenino: presidenta, cancillera, edila, jefa, fiscala, comisaria, parlamentaria, abadesa, alcaldesa son solo algunos ejemplos.

Existes, luego te nombro

¿Cómo interesarse por algo que no se nombra? Salir de los estereotipos en las ocupaciones y profesiones es importante para que la juventud pueda tomar decisiones libres y desprejuiciadas sobre su futuro.

Difícilmente las niñas y adolescentes querrán ser pilotas, bomberas y albañilas si no han escuchado estas palabras antes ni tampoco encuentran referentes en los dibujos animados, en los libros escolares o en las jugueterías. Es decir, si solo se usa el masculino genérico, las imágenes mentales serán siempre masculinas. Del mismo modo, ¡también hay secretarios, modistos y azafatos!

Otros ejemplos: minera, técnica, árbitra, fiscala, camionera, marinera, política, concejala, carpintera, mecánica, obrera, zapatera, banquera, corredora de bolsa, conductora de taxi, cartera, cerrajera. También: teleoperador, costurero, bailarín, pedicuro, partero, comadrón, niñero, hilandero, etc.

Expresión sexista
Camila es la primera fiscal en recibir el Premio al Compromiso Ciudadano.
Expresión no sexista

Camila es la primera fiscala en recibir el Premio al Compromiso Ciudadano.

Para ver más ejemplos, descarga la guía completa aquí.

Comillas

«Conozco más de 80 oficios, sitios, adjetivos y atributos que en masculino pueden confundirse con objetos o cosas: ‘costurero’, ‘frutero’, ‘perchero’, ‘colector’, ‘granero’, ‘estadístico’, ‘demoledor’, pero jamás he oído una voz que invocara esta posible ambigüedad para vetar el uso del masculino y proponer en su lugar la utilización del femenino».

                      Eulàlia Lledó Cunill (2009) 

Las mejores inversiones

¿Quieres una técnica para detectar el sexismo lingüístico? Es simple: invierte las referencias sexuadas. Es decir, de masculino a femenino y viceversa. Si el resultado es una construcción que resulta poco natural, estás frente a un caso de sexismo.

Por ejemplo, pasemos a masculino este título: Las mujeres astronautas que han contribuido al avance de la era espacial. El resultado es Los hombres astronautas que han contribuido al avance de la era espacial.

¿Te suena extraño? Seguramente sí, porque lo natural hubiera sido decir: Los astronautas que han contribuido al avance de la era espacial.

Con ello, podemos deducir que decir las mujeres astronautas es una redundancia innecesaria. Para hacer un trato igualitario, basta con decir Las astronautas que han contribuido al avance de la era espacial.

Expresión sexista
Comienzan las II Jornadas de Investigación Científica, que reúnen a las mujeres líderes de América Latina.
Expresión no sexista

Comienzan las II Jornadas de Investigación Científica, que reúnen a las lideresas de América Latina.

Para ver más ejemplos, descarga la guía completa aquí.

¿Cuáles son las ventajas de hablar en femenino cuando nos referimos a mujeres?

¡Pues, todas!

¿Cuáles son las desventajas de hablar en femenino cuando nos referimos a mujeres?

Ninguna conocida.