Icono Juventudes

Juventud 

(Youth)

Un grupo de jóvenes que miran a la cámara, sonríen y levantan los brazos.

Según el Diccionario de la lengua española, la juventud es el «período de la vida humana que precede inmediatamente a la madurez». Por su parte, y aunque no existe una definición universalmente convenida de juventud, el Secretariado de las Naciones Unidas define a las personas jóvenes como aquellas que tienen entre 15 y 24 años (Asamblea General de las Naciones Unidas, 1981). 

En todo caso, este rango de edades no es más que una convención estadística. La Convención sobre los Derechos del Niño, que es un documento vinculante en la esfera internacional, establece que se es niña o niño hasta los 18 años. Al margen de esta claridad, fraccionar de manera convenida las etapas de la vida, sin que medie un instrumento de derecho internacional vinculante, puede resultar problemático, en términos de reconocimiento de derechos y deberes.

Además, según la UNESCO, «la experiencia de ser joven puede variar sustancialmente en el mundo, entre países y regiones, por lo cual ‘la juventud’ es muy a menudo una categoría fluida y cambiante. Cada contexto particular es siempre una guía importante a la hora de definir la juventud».

Las personas jóvenes están determinadas por múltiples variables. Sus características y vivencias dependen de las realidades que transitan a lo largo de su vida, de la cultura en la que están insertas y de sus realidades económicas y sociales. A su vez, no es lo mismo ser una persona joven de menos de 18 años, que una persona joven mayor de edad, así como tampoco es lo mismo ser joven y contar con recursos, apoyo y contención de personas adultas y de referentes afectivos, que no hacerlo. 

El contexto y la cultura donde se desarrollan las personas jóvenes también influyen en sus realidades. No es lo mismo ser una persona joven que vive en una zona rural que en una gran ciudad, así como tampoco es lo mismo ser una persona joven en una comunidad indígena o ser una persona joven que no posee una identidad de género hegemónica y que vive en una comunidad tradicionalista, a ser una persona joven que cumple con los estereotipos de género esperados socialmente. 

El contexto, así como las condiciones institucionales, políticas y sociales, sumado a sus características y vivencias individuales, determinan los modos en los que cada joven transita su juventud. Conforme al marco legal de cada país, también varían las posibilidades de acceso y toma de decisiones según la edad; por ejemplo, para trabajar o poder alquilar un departamento y vivir de manera independiente.

Es por esta diversidad de contextos y realidades, así como por las diferencias propias de cada persona, que no se puede hablar de juventud en singular, sino que es necesario nombrar a las juventudes en plural, para dar cuenta de la multiplicidad de experiencias, características y realidades con una mirada amplia e inclusiva.

No te quedes con la duda.

¡MODII te ayuda!