¡Explora tu empatía!
Guía de comunicación inclusiva sobre migración

¿Quiénes son las personas migrantes?

Aunque no existe un término universalmente aceptado ni definido en el derecho internacional, la Organización Internacional para las Migraciones da algunas pistas para entender quiénes son las personas migrantes. Se trata de quienes se trasladan fuera de su lugar de residencia habitual, bien sea dentro de un país o fuera de este. También se puede tratar de movimientos temporales o permanentes, por motivos y circunstancias diversos.

Un dato

¿Por qué es importante usar una comunicación inclusiva al tratar temas de migración?

  • Porque las personas merecen ser tratadas con respeto, desde la empatía y la horizontalidad.

  • Para evitar la reproducción de estereotipos y prejuicios.

  • Para hacer visibles los derechos de las personas migrantes y sus contribuciones a la sociedad.

  • Para evidenciar los desafíos que enfrentan quienes migran y los temas clave que afectan a esta población.

La clave

Poner el énfasis en la persona y no en su situación migratoria.

Buenas prácticas

Definir a alguien a partir de una única característica es reducir a esta persona a uno solo de sus muchos atributos. Migrar es una de las tantas características que tienen las personas y una situación que puede ser circunstancial.

MODII propone las siguientes alternativas para nombrar a esta población:

Descarta estas alternativas 
Migrante
Refugiado
Desplazado
Retornado
Usa estas alternativas

Persona migrante, persona en movilidad
Persona refugiada
Persona internamente desplazada
(Persona) migrante en retorno*
(Persona) migrante ambiental*

*En estos dos ejemplos, la palabra «persona» puede hacer más engorroso el texto y dificultar la comunicación. En estos casos, se recomienda usarla únicamente si se estima conveniente.

Dentro-fuera: en los países de acogida, se suele hablar de «inmigrantes»; en los países de origen, de «emigrantes». Ambos prefijos dan cuenta de la perspectiva desde la que se analiza el fenómeno de la migración. En varios casos, esta visión está permeada por estereotipos negativos sobre la persona que llega a un nuevo país o ciudad, o sale de ellos. Estas representaciones frecuentemente aceptadas suelen asociarse al lugar de procedencia, a la cultura, a la religión, al color de la piel, al sexo, entre otras cosas.


Adicionalmente, en los países de acogida se suele llamar «inmigrantes de segunda generación» a las hijas o hijos de quienes han migrado… Incluso si nunca han migrado, si nacieron en ese país o tienen la ciudadanía. En ese sentido, el término no es preciso. Por otra parte, ¿realmente hace falta evocar el hecho de que sus madres o padres migraron para referirse a esta población? Y, si lo es, ¿habrá opciones más acertadas para nombrar?

MODII propone las siguientes opciones para empezar a cambiar la mirada:

Descarta estas alternativas 
Inmigrante
Emigrante
Inmigrante de segunda generación
Usa estas alternativas

Persona migrante

Población migrante
Comunidad migrante

Descendiente de personas migrantes

Arriba-abajo: también conviene narrar la migración desde la empatía y la horizontalidad, y no desde el paternalismo. Por ejemplo, cuando se habla de las personas migrantes como «víctimas de la guerra» o «masas empobrecidas», se está narrando desde una mirada vertical y jerárquica. También cuando se establecen claras distinciones entre quien «da» y quien «recibe» ayuda. Es esencial no revictimizar con las palabras y resaltar la capacidad de agencia de la población migrante.

Es importante evitar el uso de expresiones despectivas para nombrar a las personas migrantes que tienen diferentes nacionalidades. Esto las ridiculiza y las muestra como inferiores.

MODII te ofrece los siguientes ejemplos para nombrar desde el respeto:

Descarta estas alternativas 
Chocho, muco
Guanaco
Sudaca o panchito
Bolita
Yoruga o carne de paloma
Brasuca
Usa estas alternativas

Persona nicaragüense
Persona de El Salvador
Persona suramericana
Persona de Bolivia
Persona de Uruguay
Persona de Brasil

Asociaciones desacertadas
Los gallegos son tontos.
Los pastusos son lentos.
Llamado a la acción

Evitar asociar características negativas con el lugar de procedencia de una persona migrante.

En ocasiones, se asocia a la población migrante con la ilegalidad, la delincuencia, el incumplimiento de la ley e, incluso, el vandalismo. Que una persona migre de manera irregular o que permanezca en un país que no es el suyo posteriormente al vencimiento de su visa no la hace ilegal.


MODII propone las siguientes opciones para resaltar que quienes migran tienen dignidad y derechos:

Descarta estas alternativas 
Migrante ilegal
Ilegal
Clandestino
Sin papeles
Indocumentado
Usa estas alternativas

Persona migrante* en situación de irregularidad

Persona migrante en situación irregular

Persona en situación migratoria irregular

Persona migrante en condición administrativa irregular

*Siempre que la situación comunicativa lo permita, se sugiere anteponer la palabra persona.

De la misma manera, el lugar de origen de las personas, sus creencias religiosas, sus opiniones políticas, su sexo, entre otras cosas, no las hacen delincuentes. Abstente de reproducir estereotipos negativos asociados con las personas migrantes. Por el contrario, recuerda cuestionarlos, cambiar la mirada, transformar imaginarios:

Asociaciones desacertadas
Los colombianos son narcotraficantes.
Los chinos son explotadores.
Los mexicanos son mafiosos.
Los venezolanos son delincuentes.
Los gitanos son ladrones.
Llamado a la acción

Evita asociar la nacionalidad de las personas migrantes con características o comportamientos negativos y estereotipados.

Asociaciones desacertadas
Los yemeníes son terroristas islámicos.
Los nigerianos son yihadistas.
Los salvadoreños son mareros.
Llamado a la acción

Evita generalizar y asociar la nacionalidad de las personas migrantes con la pertenencia a grupos terroristas o fundamentalistas, a pandillas o a estructuras del crimen organizado.

En varias ocasiones se hace referencia a la migración como un fenómeno negativo, que está desbordado, que sugiere crisis, emergencia, riesgos. Además, para describirlo, se usan términos que representan a quienes migran como una muchedumbre hostil que llega a invadir al país de acogida. En estos casos, las palabras deshumanizan a quienes migran y despiertan sentimientos, como el miedo, en quien recibe la información.


MODII ofrece las siguientes opciones para encarar el tema de manera empática:

Descarta estas alternativas 
Oleadas de inmigrantes
Mareas de migrantes
Aluvión de migrantes
Alud de inmigrantes
Avalancha de migrantes
Hordas de inmigrantes
Flujos incontrolables de migrantes
Invasión de inmigrantes
Brote de migrantes
Usa estas alternativas

Entrada o salida de personas migrantes

Llegada o salida de personas migrantes

La migración es un fenómeno. No es un problema social en el que quienes migran entran a competir con la ciudadanía por los recursos escasos, los servicios o los trabajos. En este sentido, es fundamental superar las narrativas que se basan en la lógica de la rivalidad por la supervivencia y, por el contrario, resaltar la capacidad de agencia de las personas migrantes y sus contribuciones a la sociedad.


A continuación, se explica cómo es posible hacerlo:

Asociaciones desacertadas
Los africanos le quitan el trabajo a la gente de este país.
Los venezolanos son perezosos y quieren vivir a expensas de la ayuda social.
Los centroamericanos vienen a vivir de los estadounidenses.
Los magrebíes no pagan impuestos.
Las latinas nos quitan los maridos.
Llamado a la acción

Evita generalizar y asociar la nacionalidad de las personas migrantes con la pertenencia a grupos terroristas o fundamentalistas, a pandillas o a estructuras del crimen organizado.

¿Y si hablamos de esto?

Contar la historia completa

La migración es una situación por la que atraviesa una persona. Siempre hay un antes y un después. Vale la pena mencionarlos para encuadrar a quien migra en un contexto más amplio, que narre las complejidades de la migración y también las características de la persona, su capacidad de agencia, su contribución a la sociedad a la que llega y de la que se va.

Xenofobia y aporofobia

Es recomendable cuestionarse sobre el uso que se da a ciertos términos y las distinciones que suponen. Por ejemplo, «persona expatriada» suele usarse para designar de forma coloquial a quien migra de manera temporal o permanente hacia otro país, con un contrato de trabajo con empresas multinacionales u organismos internacionales. Normalmente este término hace referencia a personas que llegan al país de destino con una posición socioeconómica media o media alta. Por el contrario, para quienes migran sin tener estas condiciones, se reserva el término «migrantes». ¿Hacer esta distinción es una forma implícita de xenofobia, aporofobia y otro tipo de discriminaciones? Para MODII, sí.

Frases y expresiones populares

¡Atención!

Existen frases y expresiones populares que muchas veces naturalizamos y usamos por costumbre, sin reparar en el hecho de que son discriminatorias y ofensivas.

¿Te animas a dejar de usarlas y a proponer alternativas inclusivas? Escribe a info@modii.org para formar parte de la transformación social mediante el gran poder de las palabras.

Mejor ya no uses: