¡Explora tu empatía!
Guía de comunicación inclusiva sobre juventudes

¿Quiénes son las personas jóvenes?

Según la Organización de las Naciones Unidas, la juventud es el período de la vida humana que transcurre entre los 15 y los 24 años. Este rango de edades es una convención arbitraria y abarca a personas que se encuentran en alguna etapa de la niñez, la adolescencia o la adultez.

Por otra parte, la juventud es un período de vida fluido y cambiante: será diferente ser joven en entornos urbanos o rurales, ser joven indígena o afrodescendiente, o serlo cuando se tiene una identidad de género no hegemónica.

La manera en que cada persona vive la juventud dependerá de las condiciones sociales, económicas, culturales o ambientales, entre otras. Por todo lo anterior, cuando se quiera resaltar este hecho, MODII sugiere usar el plural para nombrar a las diferentes maneras de ser joven. Es decir, referirse a «las juventudes».

Plano medio de cinco jóvenes, tres mujeres y dos hombres. Tienen diferente origen étnico. Posan y sonríen a la cámara.

Un dato

¿Por qué es importante usar una comunicación inclusiva al tratar temas de juventudes?

  • Para dejar de lado el adultismo y enunciar mensajes que pongan las perspectivas de las juventudes en el centro de las conversaciones.

  • Porque las personas jóvenes merecen ser tratadas con respeto, desde la empatía y la horizontalidad.

  • Para evitar la reproducción de estereotipos y prejuicios.

  • Para hacer visibles los derechos de las personas jóvenes y sus contribuciones a la sociedad.

La clave

Abandonar el enfoque adultocéntrico y dejar de replicar estereotipos sobre las personas jóvenes.

Buenas prácticas

¿Cómo? Evita enunciar mensajes desde un enfoque adultocéntrico o desde el adultismo.

El adultocentrismo hace referencia a la relación desigual de poder entre las personas adultas y las que no lo son. Las primeras detentan el poder, y sus ideas y visión del mundo constituyen el modelo hegemónico.

Por su parte, el adultismo es la manera en que se manifiesta y se mantiene esta desigualdad. Abarca comportamientos, acciones y maneras de expresarse que ponen en duda los derechos, las capacidades y la autonomía de la población no adulta.

A continuación, se mencionan algunas expresiones enunciadas desde el adultismo. MODII también incluye alternativas de reformulación y reflexiones para cada caso. Varias de ellas están formuladas directamente por jóvenes:

Narrativas adultistas 
Estudia para que llegues a ser alguien en la vida.
Considera estas alternativas

Estudia porque es valioso aprender en cada momento de la vida.

Narrativas adultistas
Los jóvenes son el futuro del país.
Considera estas alternativas

«Los jóvenes, sin dejar de ser el futuro de nuestro país, somos también el presente y uno de los principales agentes de cambio en la sociedad». Magdany Acosta, joven

Reflexión

Desde el adultismo, se asume que las personas jóvenes son proyectos de personas adultas. Es decir, son personas inacabadas hasta que cumplan ciertos requisitos que les permitirán entrar al mundo adulto.

Enunciar mensajes libres de adultismo implica dar valor a las personas jóvenes por lo que ya son.

Narrativas adultistas
Estos jóvenes se «rompen» por todo. Son la generación de cristal.
Considera estas alternativas

«Somos una generación en busca de cambios». María Pérez*

«[Las juventudes de hoy] no han tenido miedo para defender causas como la contaminación, la corrupción, la violencia, el racismo o la homofobia». Jessica Mejía, psicóloga

Reflexión

Del mundo adulto surge la expresión «generación de cristal» para nombrar a quienes nacieron después del 2000. La expresión hace referencia a su supuesta fragilidad, inestabilidad e inseguridad.

Abandonar narrativas adultistas implica escuchar la manera en que las juventudes se autorreconocen y enunciar mensajes que valoren sus aportes a la sociedad.

*Los nombres que se marcan con asterisco son ficticios. Se usan para resguardar la privacidad y el anonimato de quienes dieron su opinión.

Narrativas adultistas
Ya lo entenderás y podrás opinar sobre esto cuando seas mayor.
Considera estas alternativas

Lo entenderás y podrás opinar cuando te lo explique usando argumentos claros y un lenguaje apropiado para tu edad, tu cultura, tu nivel de escolarización, entre otras.

Reflexión

Desde el adultismo se invalidan las ideas y la opinión de las juventudes porque se considera que aún no tienen la madurez necesaria para entender, opinar o tomar decisiones.

Esto afecta de manera particular a las adolescentes y a las jóvenes.

Las narrativas que se alejan del adultismo reconocen que las personas jóvenes son capaces de entender y opinar sobre situaciones o ideas complejas, de expresar sus necesidades y reivindicar sus derechos.

Narrativas adultistas
Los jóvenes están expuestos a muchos peligros: drogas, delincuencia, embarazos. Por eso hay que prohibir las fiestas y las salidas nocturnas.
Considera estas alternativas

Existen factores de riesgo que afectan de manera particular a las personas jóvenes. Entre ellos, la exposición a las drogas o los embarazos no deseados. Por eso, es clave ofrecerles información objetiva y servicios para cuidar su salud. También lo es incentivar su participación en el diálogo y en la toma de decisiones sobre los temas que más les afectan.

Reflexión

Desde el adultismo se suele pensar la juventud como una etapa de crisis, en la que hay una gran exposición a riesgos.

La solución, desde este enfoque, consiste en que las personas adultas adopten medidas protectoras o tutelares, sin la participación de jóvenes.

Comunicar con inclusión implica informar a las personas jóvenes sobre los temas que más les afectan, abrir conversaciones con ellas e incluirlas en los espacios de toma de decisiones de su interés.

Lo anterior es vital para garantizar su participación ciudadana teniendo en cuenta su autonomía progresiva.

En ocasiones, se asocia a la juventud con estereotipos que pueden ser, incluso, totalmente opuestos. Por ejemplo, se les representa como personas poco comprometidas con los temas sociales o, todo lo contrario: tan comprometidas con los temas políticos que caen en la rebeldía sin causa. También se les asocia con la incapacidad de obedecer normas, la vagancia y hasta la violencia y la delincuencia.

Estas generalizaciones son peligrosas porque fomentan una mirada y un acercamiento a la juventud desde la desconfianza, el miedo o el desdén. Causan tensiones y división en lugar de cohesión social. También tienen repercusiones en la imagen que las personas jóvenes tienen de sí mismas e, incluso, en su salud física y mental.

A continuación, se ofrecen algunos ejemplos de narrativas que transmiten estos estereotipos. Adicionalmente, se muestran opciones para cambiar la mirada. En algunos casos, estas alternativas son enunciadas directamente por jóvenes, desde la manera en la que se autorreconocen.

Narrativas con prejuicios
«Los jóvenes pasan de todo, no se comprometen. Y menos con lo social». Fad
Considera estas alternativas

«Las juventudes de hoy lideran movilizaciones sociales para que su voz se tenga en cuenta». Emilia Cifuentes, joven

Narrativas con prejuicios
Por ser adolescentes y jóvenes son problemáticos, rebeldes sin causa y, a veces, hasta vándalos.
Considera estas alternativas

«Solo conozco un rol para la juventud. Es el mismo en todos los tiempos (…). Es cambiarlo todo». Yaicelín Palma

«Nos encargamos (…) de transformar todo lo que nos rodea, ya sea en la universidad, en el trabajo o en diferentes espacios, aportando una visión novedosa y actual en cualquier actividad cotidiana». Carlos Sánchez

Narrativas con prejuicios
«Los jóvenes son unos vagos. Ni estudian, ni trabajan». Fad
Considera estas alternativas

«[Son] generaciones cada vez más preparadas, se forman continuamente. Con menos empleo, pero incluso migran para encontrarlo». Carlos Saavedra*, joven

«El mundo también ha cambiado y no podemos conformarnos con la precariedad laboral». Berenice Urueta*, joven

Narrativas con prejuicios
En el contexto de protestas en las que estudiantiles costarricenses pedían que se les dejara portar uniformes más apretados, un diario escribió: «La viceministra del ramo (…) dividió la violencia en dos tipos: la que es propia de la edad del menor, y que responde a cambios hormonales y a la búsqueda de la integración y (…)». Diario La Nación, Costa Rica. 28 de marzo de 2010
Considera estas alternativas

MODII cuestiona:

¿La violencia es propia de las personas menores de edad?

¿La violencia responde a cambios hormonales?

¿La violencia responde a la búsqueda de integración?

Algunos términos o expresiones pueden restar importancia a sus contribuciones o reducir sus logros o sus reivindicaciones.

Por ejemplo, en algunos casos, usar el diminutivo para referirse a ellas puede contribuir a minimizarlas, incluso si se enuncia desde el afecto. Así mismo, la palabra menores puede dar a entender que carecen de capacidad o son «menos» que otras personas.

Descarta esta opción 
Los chicos organizaron un evento nacional para sensibilizar sobre el cambio climático.
Considera estas opciones

Jóvenes organizaron un evento nacional para sensibilizar sobre la crisis climática.

Descarta esta opción 
Estos mozalbetes recaudaron millones de dólares para apoyar a los migrantes.
Considera estas opciones

Adolescentes y jóvenes recaudaron millones de dólares para apoyar a personas migrantes.

Descarta esta opción 
Los jovencitos discapacitados presentaron un informe sobre su situación en el país.
Considera estas opciones

Jóvenes con discapacidad presentaron un informe sobre su situación en el país.

Descarta esta opción 
Los menores tienen derechos.
Considera estas opciones

Las personas menores de 18 años tienen derechos.

Cuando hablas de delitos y violencia contra la niñez y la juventud, usa un lenguaje preciso. Además, evita revictimizar o despertar lástima o morbo. Por el contrario, cuenta el fenómeno, su alcance, sus causas, la importancia de contar con políticas públicas y aplicarlas, ofrece datos de fuentes reconocidas.

Recuerda que, en estos casos, son tan importantes las imágenes como las palabras: usa imágenes que no revictimicen. Por ejemplo, evita mostrar la identidad de la víctima o datos que permitan intuirla, como imágenes de su lugar de vivienda o de sus familiares. Por el contrario, considera usar infografías, dibujos, ilustraciones o fotos con contenido simbólico. Por ejemplo, aquellas que muestran partes del cuerpo, como las manos o los pies, en lugar de mostrar los rostros de las víctimas.

En estos casos, a quien sí vale la pena visibilizar es a las personas que ejercen la violencia o cometen los delitos: pon de relieve sus nombres, enuncia explícitamente el delito que cometieron, eleva tu voz de rechazo.

Descarta estas opciones

Niños y adolescentes prostituidos

Adolescente prostituta

Trabajador sexual infantil

Niñas, niños que venden relaciones sexuales

Niño que ejerce la prostitución por cuenta propia o de manera voluntaria

Prostitución infantil

Considera estas alternativas

Explotación sexual de niñas, niños y adolescentes

Niñez y adolescencia en situación de explotación sexual comercial

Abuso y explotación sexual de personas menores de edad

Explotación sexual de niñas, niños y adolescentes a través de la prostitución

Reflexión

Las alternativas que se ofrecen ponen de relieve que niñas, niños y adolescentes son víctimas de violencias y delitos, no culpables.

También se subraya que tienen derecho a protección.

Con estas reformulaciones, se evita legitimar estas prácticas y estigmatizar a las víctimas.

Recordatorio: según el derecho internacional, el consentimiento es irrelevante cuando se trata de proteger a menores de edad de la explotación sexual.

Descarta estas opciones

Turismo sexual con menores

Considera estas alternativas

Explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en el contexto de viajes y turismo

Explotación sexual de personas menores de edad en contexto de viajes y turismo

Reflexión

La reformulación hace hincapié en que hay personas que usan la industria turística para explotar a niñas, niños y adolescentes. Así vulneran sus derechos.

Descarta estas opciones

Pornografía infantil

Considera estas alternativas

Material de abuso/explotación sexual de niñas, niños y adolescentes

Reflexión

El término pornografía infantil se utiliza en varios instrumentos de derecho internacional.

Sin embargo, el término puede disminuir la gravedad, normalizar o, incluso, legitimar el abuso o la explotación sexual.

Por lo demás, no pone el énfasis en que esto constituye un delito y pareciera que las víctimas son responsables.

Conclusión: en determinados contextos legales, puede usarse. En contextos informales, MODII sugiere usar el término material de abuso/explotación sexual de niñas, niños y adolescentes.

¿Y si hablamos de esto?

Une y reinarás

Tres jóvenes, dos mujeres y un hombre, juntan las manos y sonríen. La imagen enfoca las manos y está tomada desde un plano inferior.

El enfoque adultocéntrico puede ser complejo de superar. Sin embargo, una alternativa interesante para darle respuesta es la colaboración intergeneracional. Se trata de un trabajo conjunto entre varias generaciones para el logro de un objetivo común. Supone reconocer el valor y el aporte de cada generación a la construcción colectiva. Este es un enfoque que llama a la sinergia y a la cohesión, en lugar de la división.

Ciberalerta

Foto de una mano sosteniendo un celular con estadísticas de una publicación en redes sociales

En un mundo en el que la vida en línea cobra cada vez más relevancia para las juventudes, es necesario informarse e informar y desde un enfoque de derechos sobre las ventajas y desventajas de internet. Vale la pena abrir la conversación sobre la ciberviolencia y sus diversas manifestaciones, como el ciberacoso o el grooming. Son temas claves para sociedades en las que influencers tienen tanta relevancia como haters, stalkers y troles.

Podemos empezar por traer al centro de esta conversación a niñas, niños, adolescentes y jóvenes. Es fundamental para prevenir y responder a manifestaciones de violencia que les afectan de manera particular y desproporcionada.