¡Explora tu empatía!
Guía de comunicación inclusiva sobre igualdad de género

¿Qué es la igualdad de género?

La igualdad entre mujeres y hombres hace referencia al idéntico valor que tienen las mujeres y los hombres en la sociedad. Se manifiesta en la igualdad de derechos, oportunidades y responsabilidades de las mujeres y los hombres, independientemente de su sexo. Además, supone el rechazo a toda situación de inferioridad, subordinación o explotación de las mujeres, solo por el hecho de serlo.

La igualdad entre las mujeres y los hombres aún no se ha conseguido en ningún país del mundo. Sin embargo, es una condición esencial para alcanzar el desarrollo sostenible y el bienestar de toda la población.

Tres mujeres están de espalda y levantan su mano derecha. Dos de ellas llevan atada a sus muñecas una cinta de color morado. En el dorso de las manos está pintado un símbolo de Venus.

Un dato

¿Se habla de las mujeres? ¿Cómo se habla de ellas? ¿Se oyen sus voces? A pesar de que las mujeres conforman más del 50 % de la población mundial, solo son el 25 % de las personas que aparecen en las noticias. Además, solo el 12 % de las noticias en América Latina cuestionan o desafían los estereotipos de género.

Proyecto Mundial de Monitoreo de Medios, 2020.

¿Por qué es importante usar una comunicación inclusiva para impulsar la igualdad entre mujeres y hombres?

  • Porque conseguir la igualdad de género pasa por nombrar a las mujeres en toda su diversidad, teniendo en cuenta sus derechos y sus voces.

  • Para poner fin a los discursos y a las representaciones de las mujeres que perpetúan su discriminación.

  • Para dejar de reproducir estereotipos y prejuicios.

La clave

Poner el énfasis en los derechos de las mujeres y en ofrecer representaciones equilibradas, plurales y no estereotipadas de ellas.

Buenas prácticas

Es el conjunto de recursos lingüísticos que permiten comunicar sin hacer distinciones desiguales o excluyentes entre mujeres, hombres y personas de género no binario.

No se trata solo de utilizar la ‘e’, la ‘x’ o la ‘@’. Hay muchas opciones, normativas y disruptivas, para nombrar en igualdad. Por ejemplo, designar los cargos en femenino cuando es una mujer quien los ocupa: la médica, la presidenta, la científica, la futbolista. Consulta la Guía sobre lenguaje no sexista de MODII y encuentra una variedad de alternativas para usar un lenguaje con perspectiva de género.

No hay una única forma de ser mujer, aunque la representación más frecuentemente disponible es la de una mujer cisgénero, heterosexual, blanca, delgada, de edad media y de estrato socioeconómico medio alto.

Lo cierto es que también hay mujeres migrantes, mujeres con discapacidad, mujeres indígenas, mujeres trans, mujeres jóvenes y más. A veces, muchas de estas características identitarias se entrecruzan y dan lugar a experiencias de vida diferentes.

En ese sentido, es una buena práctica hablar de las mujeres, en plural, resaltar su diversidad y la manera en que se intersectan varias cualidades identitarias. Aunque hablaremos más de esto al final de la guía, se mencionan algunas sugerencias puntuales.

Descarta esta opción 
La mujer
Usa estas alternativas

Las mujeres
Las mujeres indígenas, mayores y con discapacidad
Una mujer trans y migrante
Las mujeres jóvenes rurales

Es una buena práctica cuestionar cuándo se da un trato diferente a mujeres y hombres, que va en detrimento de las primeras y favorece a estos últimos. Por ejemplo, cuando se utilizan términos paternalistas o que infantilizan para referirse a las mujeres que no se utilizarían para referirse a los hombres.

También cuando se define a las mujeres por su parentesco con los hombres y no al revés. O cuando se cita de manera distinta a hombres y a mujeres que tienen las mismas calificaciones.

Descarta esta opción 
Las chicas del sector bananero van a la huelga.
Usa esta alternativa

Las trabajadoras del sector bananero van a la huelga.

Descarta esta opción 
Las chicas del equipo amarillo se quejan por malos tratos.
Usa esta alternativa

Las jugadoras del equipo amarillo denuncian malos tratos.

Descarta esta opción
La ponencia está a cargo de Érika y el doctor Agudelo*.
Usa esta alternativa

La ponencia está a cargo de la doctora Érika Rodríguez y el doctor Francisco Agudelo.

*Nota: cada ponente tiene un doctorado.

Descarta esta opción
Mario Chacón y una mujer se llevaron el primer premio del concurso.
Usa esta alternativa

Mario Chacón y Silvana Amézquita se llevaron el primer premio del concurso.

Descarta esta opción
La mujer de Flavio.
Usa esta alternativa

María Olivares, la cantante de boleros.

En ocasiones, se representa a las mujeres como objetos: se da por sentado que son la pertenencia o el trofeo de un hombre. En estos casos, es frecuente que se resalten innecesariamente características como bella o sexi.

A veces, se les muestra como la excepción a la regla, como cuando se mencionan sus logros. Especialmente si estos se producen en ámbitos asociados con lo masculino. Y, en ocasiones, ni siquiera se les llama por sus nombres propios.

Sin embargo, las mujeres activas y que consiguen logros no son la excepción. Además, los alcanzan rompiendo suelos pegajosos y techos de cristal. Barreras todas que los hombres no experimentan. Es una buena práctica visibilizar este hecho.

Otras veces, se transmiten mensajes que encasillan a las mujeres en el rol de cuidadoras, para quienes todo el mundo es más importante que ellas. También se las representa asumiendo el papel de sumisas, pasivas o desvalidas. A veces se les pone la etiqueta de culpables, sin serlo. Incluso, o todavía más, cuando son víctimas o sobrevivientes de violencia de género. Y, otras más, se las presenta como rivales.

Para detectar si estás ante uno de estos casos, solo pregúntate si enunciarías tus oraciones de la misma manera si hicieras alusión a un hombre.

Estereotipo
Mujer objeto
Descarta esta opción

Romario estrena novia rubia y sexi.

Usa esta alternativa

Daiane Cattani, deportista y trabajadora de la Secretaría Municipal de Deportes y Ocio de Río de Janeiro, empezó una relación de pareja con Romario.

Estereotipo
Mujer excepción
Descarta esta opción

«Una mujer ocupará el cargo de David Cameron a partir de otoño». La Vanguardia

Usa esta alternativa
Theresa May ocupará el cargo de primera ministra a partir de otoño.
Estereotipo
Mujer cuidadora
Descarta esta opción

«Amal Clooney alza la voz ante la ONU con un notorio estilo premamá». HOLA!

Usa esta alternativa
Amal Clooney, abogada especialista en derechos humanos, alza la voz ante la ONU.
Estereotipo
Mujer culpable
Descarta esta opción

«La culpa de que el hombre no se implique en las tareas del hogar ni en el cuidado de los hijos es de la mujer». Abc.es

Usa esta alternativa
La responsabilidad de los hombres es asumir las tareas del hogar y el cuidado de su descendencia. Sin excusas.

Las mujeres participan en la política, la economía, en el mundo laboral, en el deporte y en muchos otros ámbitos. Es una buena práctica evitar desacreditarlas, trivializar sus logros o ridiculizarlas. A continuación, se analizarán dos de estos ámbitos: el político y el deportivo.

En el mundo político, las referencias a los hombres por lo general se limitan a aspectos públicos: sus propuestas programáticas o su desempeño profesional. En cambio, cuando se nombra a las mujeres, se centra la atención en sus características físicas, su relación con la moda, la familia y aspectos de su vida privada. En fin, en temas que nada tienen que ver con su participación en los asuntos públicos.

Además, suele hacerse referencia a las mujeres desde la relación que sostienen con un hombre, por ejemplo, su padrino político o su pareja. Al parecer no resulta suficiente nombrarlas de forma independiente o destacar su desempeño.

En las siguientes oraciones, pregúntate si dirías lo mismo si el sujeto fuera un hombre:

Descarta esta opción
«La sorprendente
hermosura de las candidatas a cargos municipales y legislativos, cuya juventud y lozanía contrasta con (…)»
Usa esta alternativa

La sorprendente propuesta política de las candidatas a cargos municipales y legislativos, cuya audacia y pertinencia contrasta con…

Nota: no desvíes el foco de lo político. Si la propuesta política no es sorprendente, también puedes decirlo. Pero no hay por qué distraer la atención hacia la hermosura, la juventud y la lozanía cuando hablas de las mujeres que se dedican a la política.

Descarta esta opción

«Es necesario reconocer la valentía de esas mujeres, que dejando la tranquilidad de sus hogares o el placentero discurrir de sus existencias con sus círculos íntimos de familia y sociales, han decidido lanzarse
a participar en una actividad [política]».

Diario Hoy, en ONU Mujeres-IDEA

Usa esta alternativa

Las candidatas María Pérez y Daniela Urbina* han decidido lanzarse a participar en una actividad política.

 

*Nombres ficticios

Descarta esta opción 

«Primer amor de Lily Pérez la quiere como presidenta».

Diario Hoy, en ONU Mujeres-IDEA

Usa esta alternativa

Lily Pérez quiere ser presidenta.

Descarta esta opción 

«Madres y políticas: la conciliación se practica en los despachos». 

El Mundo

Usa esta alternativa

Mujeres políticas: sus desafíos están en los despachos.

En el mundo del deporte también es frecuente que se evite evocar a las mujeres desde su desempeño, sus logros y sus habilidades. En cambio, se desvía la atención hacia sus cuerpos, se minimizan sus logros o se les atribuyen a un hombre. Además, se hace una distinción entre el deporte y el deporte femenino; es decir, se explica este ámbito desde una mirada androcéntrica.

Por otra parte, poco se comunica que las mujeres acceden a menos oportunidades en este ámbito, se invierte menos en ellas, obtienen menos patrocinios y se las capacita menos. Se enfrentan a techos de cristal y brechas salariales con respecto a los hombres y tienen menos acceso a puestos de toma de decisión en las instancias deportivas.

Sin embargo, es una buena práctica comunicar que las mujeres cobran cada vez mayor visibilidad en el mundo deportivo, desafían constantemente estereotipos de género y se convierten en referentes para otras.

Descarta esta opción 

El deporte y el deporte femenino

Usa esta alternativa

El deporte

Descarta esta opción 

El fútbol y el fútbol femenino

Usa esta alternativa

El fútbol
El fútbol femenino y el fútbol masculino

Descarta esta opción 

Las sensuales fotos de Valentina Acosta: arquera colombiana en los Olímpicos

Semana

Usa esta alternativa

Valentina Acosta: arquera colombiana en los Olímpicos

Descarta esta opción 

La portero de Angola que pesa 98 kilos y mide 170 centímetros. Teresa Almeida, una portera sin complejos

Marca

Usa esta alternativa

La portera de Angola, Teresa Almeida

Descarta esta opción 

«Paula Badosa deslumbra en los Juegos de Tokio. La tenista, ex de David Broncano, se clasificó este martes para los cuartos de final de los JJ. OO».

La Razón

Usa esta alternativa

Paula Badosa deslumbra en los juegos de Tokio. La tenista se clasificó este martes para los cuartos de final de los Juegos Olímpicos.

Descarta esta opción

«La admiradora de Nadal que ha destronado a Ledecky en los 400 libres»

La Razón

Usa esta alternativa

Ariarne Titmus es la australiana que ha destronado a Ledecky en los 400 libres.

Descarta esta opción 

La mujer de Unrein ganó el bronce.

RPP Noticias

Usa esta alternativa

Paula Badosa deslumbra en los juegos de Tokio. La tenista se clasificó este martes para los cuartos de final de los Juegos Olímpicos.

Descarta esta opción 

Desde que su marido la entrena, ha ganado diez medallas de oro.

Usa esta alternativa

Juana González ha ganado 10 medallas de oro.

El abuso sexual, el acoso y la intimidación sexuales, la explotación, los malos tratos, la mutilación genital femenina y otras prácticas tradicionales nocivas para la mujer, la prostitución forzada, el secuestro y la tortura, la trata de mujeres, la violación, el femicidio/feminicidio, entre otras, son manifestaciones de la violencia contra las mujeres.

No son hechos aislados ni casos puntuales. No son sucesos banales ni incidentes triviales.Es necesario rechazar la normalización de estas violencias y comunicar que se trata de un problema global que concierne a toda la sociedad.

La causa de las violencias de género contra las mujeres es el machismo y la desigualdad de género. Sí. Hay factores que la exacerban, como el alcohol, las drogas o los problemas psicológicos. Pero no son su origen.

Descarta estas opciones 

Estaba ebrio y por eso le pegó a su mujer.

Grita a su pareja porque es celoso y está mal de la cabeza.

Reflexiona y no lo justifiques…

El machismo y la desigualdad de género son las únicas causas de la violencia contra las mujeres.

Es una buena práctica resaltar que no existe un perfil concreto de agresor. Es decir, quien ejerce la violencia contra las mujeres puede tener cualquier edad y pertenecer a cualquier clase social o a cualquier grupo étnico. Por otra parte, es aconsejable evitar asociar al agresor con la idea de «buen ciudadano» o utilizar otros recursos lingüísticos para atenuar la gravedad de la violencia que ejerció.

Así mismo, es fundamental comunicar con precisión: si una persona no ha sido declarada culpable por las autoridades competentes, no se le debe nombrar como culpable de ningún delito. En estos casos, se sugiere anteponer la palabra presunto o imputado, según sea el caso.

Descarta esta opción

Los que pegan a sus mujeres son esos jóvenes, pobres e indígenas.

Usa esta alternativa

Hombres de todas las edades, clases sociales y origen étnico ejercen la violencia física contra las mujeres.

Descarta esta opción

A ese muchacho tan bueno lo declararon culpable del delito de violación.

Usa esta alternativa

A Mario Pérez se le declaró culpable del delito de violación.

Descarta esta opción 

El femicida de Isabela Burgos anda por la calle.

Usa esta alternativa

Pedro Jiménez, el presunto femicida de Isabela Burgos, anda por la calle.*

Descarta esta opción

El femicida de Suyapa Robledo.

Usa esta alternativa

Pedro Jiménez, imputado por el delito de femicidio contra Suyapa Robledo.**

* Cuando presuntamente cometió el delito.
** Cuando presuntamente cometió el delito y el Ministerio Público o la Fiscalía imputaron cargos.

Aunque el término que se utiliza en el ámbito legal es víctima, también se puede utilizar sobreviviente para indicar que la mujer ha salido de una situación de violencia. Por otra parte, es esencial que las comunicaciones resalten que cualquier mujer puede ser víctima o sobreviviente de violencia, independientemente de su estatus socioeconómico, origen étnicoidentidad de géneroorientación sexual o edad, entre otros factores.

La culpa de la violencia contra las mujeres no es de las víctimas. Llevar una falda muy corta, una blusa escotada, salir a altas horas de la noche o estar borracha no convierte a ninguna mujer en culpable de la violencia que se ejerce en su contra. Es fundamental comunicarlo para no revictimizar a las sobrevivientes.

Descarta esta opción

Pepa buscó que la violaran. Lo estaba pidiendo: llevaba una falda muy corta y una blusa escotada.

Usa esta alternativa

Pepa es una víctima de violación.
Pepa es una sobreviviente de violación.

Descarta estas opciones

Un crimen pasional se llevó a María Pérez.

Encuentran muerta a María Pérez.

María Pérez falleció.

Usa esta alternativa

Lucía Martínez es sobreviviente del delito de trata de personas.

El femicidio o feminicidio es la máxima expresión de la violencia contra las mujeres. Es fundamental no utilizar eufemismos ni mensajes poco claros para referirse a este delito. De igual forma, es recomendable poner el foco en el perpetrador, señalar su responsabilidad y mencionar su nombre.

Descarta estas alternativas 

Un crimen pasional se llevó a María Pérez.

Encuentran muerta a María Pérez.

María Pérez falleció.

Usa esta alternativa

María Pérez fue víctima de femicidio.

Descarta estas alternativas 

María Pérez perdió la vida a manos de su marido.

Usa esta alternativa

Francisco Fernández, pareja de María Pérez, cometió el delito de femicidio.

Descarta estas alternativas 

El amor de su marido mató a María Pérez.

Usa esta alternativa

Francisco Fernández asesinó a su pareja, María Pérez.

Salir de situaciones de violencia de género es posible y hay que comunicarlo. En ese sentido, es una buena práctica narrar las historias completas. Es decir, destacar el antes y el después de las mujeres que han sobrevivido a la violencia. Mostrar los recursos a los que se puede recurrir, como los datos de los centros de acogida, los servicios especializados para atender a esta población o las instituciones ante las que puede interponer una denuncia.

¿Y si hablamos de esto?

Comunicar desde la interseccionalidad

Dos mujeres adultas y una adolescente se sientan en unas escaleras de madera al aire libre. La mujer de mayor edad está de espaldas y mira a las otras dos. Las tres se ríen con miradas de complicidad.

Como se mencionó antes, las mujeres no son un grupo homogéneo. Es necesario visibilizar su diversidad y contar sus historias desde una perspectiva interseccional.

Por ejemplo, comparte información sobre mujeres migrantes y haz visibles las situaciones que las afectan de manera particular y desproporcionada, como la violencia sexual, la explotación sexual comercial, los embarazos no deseados, el poco o nulo acceso a servicios de salud sexual y reproductiva.

Narra desde sus testimonios y sus propias historias y centra los relatos en ellas. Evita definirlas a partir de su relación con hombres, como los que las acompañan en el trayecto migratorio o sus mentores. Muestra también la diversidad sexual y de género de las mujeres que migran. Utiliza datos desagregados por sexo para apoyar tus mensajes.

Cuenta historias sobre mujeres negras y evita caer en las trampas más comunes, como hipersexualizarlas. Por el contrario, resalta los obstáculos que tienen que superar por el hecho de ser mujeres y negras para hacer efectivos sus derechos.

Habla sobre mujeres con discapacidad y asegúrate de relatar sus historias en todos los ámbitos de la vida. No solo en temas específicos relacionados únicamente con la discapacidad. Muestra las diferencias en la manera en que las mujeres y los hombres viven la discapacidad. Amplifica su voz y cuenta las historias desde sus propias perspectivas.

Frases y expresiones populares

¡Atención!

Existen frases y expresiones populares que muchas veces naturalizamos y usamos por costumbre, sin reparar en el hecho de que son discriminatorias y ofensivas.

¿Te animas a dejar de usarlas y a proponer alternativas inclusivas? Escribe a info@modii.org para formar parte de la transformación social mediante el gran poder de las palabras.

Mejor ya no uses: